jueves, septiembre 18, 2008

Televisión, ¿para niños?

Yo supe que los dibujos animados habían cambiado cuando vi, por primera y única vez La vaca y el pollito. Ya la estética era distinta, desagradable si se me permite decirlo, nada que ver con aquellos clásicos de Warner Bros y Hanna-Barbera con los que nos criamos. Desde ese día di un paso al costado de entre la audiencia de los canales infantiles.

Claro, hoy existen los dibujos animados para adultos, con contenidos nada recomendables para menores de edad, o al menos difíciles de entender, pues usan el sarcasmo, la comedia política y hasta comentarios de tipo sexista para entretener a un público objetivo completamente diferente pero que tiene criterio suficiente para distinguir esa a veces delgada línea entre la realidad y la ficción.

El punto es que esta semana me encontré con el programa del defensor del televidente del canal RCN, en una noche de irresponsable insomnio, y me sorprendí al enterarme de que dicho canal transmite actualmente la serie animada American Dad los sábados por la mañana, en pleno horario infantil. Asumo que todos hemos visto este programa, pero para el que no, aquí dejo una pequeña muestra. No sobra decir que me hicieron reir bastante estos cortos.





Reclamaban los televidentes, y con justa razón, que el contenido de este programa no era apto para niños de cierta edad y que no siempre los padres podían estar al pendiente de lo que veían los hijos. Además en la cadena Fox lo transmiten a altas horas de la noche. La increíble respuesta de los productores de la franja infantil del canal fue que dicho espacio (el infantil) llegaba hasta las 9 am, que de ahí en adelante era la franja familiar. Como si los niños tuvieran el criterio para decir: "terminó la programación infantil, tengo que apagar el televisor".

Me parece que el canal RCN ha cometido una imprudencia. Está claro que también se criticó a Los Simpson en su momento por su contenido violento, pero la violencia está presente a todas horas y en todas las esferas de la sociedad. Aún así no se puede negar que los contenidos de American Dad son bastante diferentes.

No creo que los niños menores de 10 años entiendan el humor que maneja este tipo de programas, además el contexto en que se desarrollan es diferente, hay elementos de la sociedad norteamericana que incluso muchos adultos no entendemos. No creo que esté siendo mojigato o que me esté volviendo anciano, es cuestión de sentido común.

23/09/2008 Actualización: justo acabo de ver el programa del defensor del televidente, y el tema fue nuevamente American Dad. Los televidentes enviaron numerosos reclamos al correo defensor@canalrcn.com, lamentando que no hayan sido escuchadas las críticas de la semana anterior y cuestionando la figura del defensor del televidente por la muestra de ineficacia.

Al final, y aunque ninguno de los directivos del canal dio la cara, se anunció la decisión de modificar el horario del programa. Quejarse todavía sirve.

La conclusión sería: padres, pongan atención a lo que ven sus hijos, a los canales de televisión no les importa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Los niños lo entienden como juego, y por tanto lo toleran, lo cual me parece también que si no se les hace entender lo que es juego, lo que es sarcasmo y lo que deben retener de lo que ven, pues ahí si estamos en la olla.

Yo a veces siento eso como una ola muy grande que uno no puede detener, y que lo único que queda es prepararse para no dejarse llevar de ella. Saludos. :)

Beatrix dijo...

El sentido comun es el menos comun de los sentidos decia un profe, y cuanta razon tenia, es una total falta de respeto no solo que rcn lo pase a esa hora sino que de semejante excusa tan pecueca, pero ya sabemos que ellos ni el noticiero lo llevan con responsabilidad..
Que atroz

Ŧabián dijo...

Pepa: por eso es tan importante la supervisión de los padres. A mi no me dejaron prender la televisión sin permiso hasta que tuve como 14 años. Excelente analogía, es una ola que si nos coge parados en la arena, nos lleva, pero si estamos sobre roca tendremos de dónde agarrarnos.

Beatrix: bienvenida de regreso y gracias por tomarse el tiempo de pasar por aquí. Parece que pusieron el programa allí para rellenar el espacio, cuando a esa hora se necesita menos relleno y más educación (con diversión, claro).

Muchas gracias por sus comentarios, saludos!